Guía para padres en  búsqueda de sala cuna

Guía para padres en búsqueda de sala cuna

Uno de los grandes dilemas que enfrentan las madres trabajadoras cuando finaliza su post natal es decidir quién o quiénes quedarán al cuidado del bebé. Si se opta por una sala cuna, muchas veces surgen aprensiones, dudas e inquietudes al momento de elegir la más adecuada, por lo tanto es muy importante conocer algunas pautas, e incluso lo que señala la ley, respecto a estos establecimientos.

Carolina Ríos, directora del Jardín Super Kids de Melipilla, entrega algunas recomendaciones sobre cuáles son los aspectos más relevantes a considerar al momento de elegir una sala cuna, entidades que son reguladas por el decreto 315 y que atienden a niños desde los 5 meses hasta 4 años, en distintos niveles.

Infraestructura:

· Es importante que el cierre perimetral, la reja y la puerta estén en buenas condiciones, que el jardín se emplace en un entorno amigable con el proyecto educativo, seguro y sin amenazas para los niños.

· El lugar debe transmitir calma, sin saturación de vista en cuanto a colores, música y objetos, ya que eso influirá en el niño.

· Los baños deben ser adecuados y estar en condiciones óptimas, así como también los pisos, patio, materiales y mobiliario. Este último debe contemplar mesas cuadradas o simétricas, ojalá de madera, con esquinas redondeadas, nunca puntiagudas.

Personal:

· La persona que atienda a los padres que visitan la sala cuna para conocerla debe presentarse y tener un trato y acogida deferentes.

· Las educadoras y asistentes deben utilizar un tono de voz amigable y respetuoso con todos los miembro de la comunidad educativa.

· Los padres tienen la facultad de solicitar títulos y certificados del personal del jardín. Los más importantes son certificado de antecedentes y de inhabilidad para trabajar con niños. Este último se pueden pedir con el RUT de la persona en la web del Registro Civil. En educación ambos documentos tienen una vigencia de 90 días.

Seguridad:

· Todas las puertas se deben abrir  hacia afuera por las salidas de evacuación,  que deben estar marcadas claramente al igual que la zona de seguridad. Es fundamental revisar que haya extintores en puntos claves, accesos liberados, orden y limpieza.

· Debe existir un botiquín de emergencia mínimo, las personas estar capacitadas en primeros auxilios y se debe realizar mínimo dos veces al año el plan de evacuación por sismos.

Funcionamiento:

· El proyecto educativo debe estar siempre al servicio de la gente, transparentando la misión, visión y valores del establecimiento, así como también el reglamento y el manual de convivencia.

· Actualmente, la Superintendencia de Educación Parvularia es la encargada de autorizar el funcionamiento de los jardines infantiles. Ellos entregan el “Rol Base de Datos” (RBD) y sin ese documento el jardín no puede funcionar. Ya no basta solo con la patente municipal.

· Si el proyecto educativo trabaja con la planificación de las bases curriculares, ésta debe estar publicada en el panel técnico, con el ordenamiento de la rutina diaria (hora de muda, hora de patio, etc), como mínimo.

· El número de niños no debe exceder la capacidad máxima de cada sala. Para una sala cuna, el mínimo es de 2,5 metros por niño y en niveles medio, desde los 2 años, es de un metro. Por otra parte, en sala cuna debe haber una educadora y una técnico en educación cada 7 lactantes y si hubiera 8 debe sumarse una técnico.

· No debiera prohibirse el ingreso de ningún niño sin control de esfínter, ni por alguna necesidad educativa especial ya sea momentánea o permanente, ya que existe la ley de inclusión que los ampara.

 

Carolina Ríos
Educadora de Párvulos
Licenciada en Educación Universidad de Chile
Diplomado en Educación Inclusiva y Discapacidad y
Estrategias para la Intervención
Universidad Católica

Directora
jardín súper kids, melipilla
+569 6831 1661

Deja una respuesta