¿Dulce, salado o los dos?

¿Dulce, salado o los dos?

A pocos minutos del centro de Melipilla, al costado de la ruta G-60, se encuentra Café Fátima que abrió sus puertas a principios de septiembre del año pasado, con una carta variada, con ingredientes de primera calidad, productos de elaboración propia con mucho cariño.

Al llegar, lo primero que nos sorprendió fue el bonito lugar, las áreas verdes ideales para niños y mascotas. Para el soleado día que nos tocó, ubicarnos en su fresca terraza, fue ideal. Al mirar la carta, apreciamos que su fuerte es la pastelería de autor, tal como nos habían comentado, con más de 10 preparaciones, entre las que destacan la torta Fátima compuesta de una base de hojarasca manjar, discos de merengue con frambuesas, bizcocho blanco y crema pastelera. Acompañada de un exquisito café italiano es perfecta para cualquier hora del día.

Si prefieres lo salado, ¡no te preocupes! Ya que puedes encontrar una gama de sándwiches con diferentes carnes, como la plateada, tierna y jugosa, pollo, churrasco, lomito alemán o su opción vegana: el falafel. Todos con ingredientes en generosa cantidad y con pan recién horneado. Esta alternativa puedes acompañarla con un jugo natural o limonada fría.

Si vas a la hora de almuerzo, siempre encontrarás un menú gourmet que varía todos los días de la semana a un valor muy conveniente, incluyendo un café y trozo de torta del día.

¿Recomendamos Café Fátima? Como respuesta unánime, decimos que ¡sí! Nada se compara con dejar de lado un rato la ruidosa ciudad y disfrutar de algo rico con una clara inspiración casera y saludable, en un entorno natural. ¡Ah, se nos olvidaba! Cuando vengas, no puedes dejar de “vitrinear” en su mini mercadito, donde encontrarás té orgánico de diferentes variedades, tipos de sal, miel de quillay, galletitas de mantequilla, frutos secos, entre otros.

Horarios: De 09:30 a 21:30 hrs.
Ruta G-60, Isla de Chocalán
Café Fátima

 

 

Deja una respuesta