Mascotas

Estrés en mascotas: ¿Cómo prevenirlo y manejarlo?

Cuando nuestras mascotas presentan ciertos comportamientos inusuales o notamos que se encuentran con un estado anímico que no es el habitual, solemos pensar que están cursando alguna patología física. No obstante, debemos tener presente que hay otro factor que los puede estar afectando, al igual que a los seres humanos: el estrés.

Pero, ¿existe efectivamente el estrés en mascotas? La Médico Veterinario  de Hospital Veterinario San Agustín, Gabriela Luna, responde esta pregunta de forma afirmativa.

“Muchas veces cuando las personas comentan que sus mascotas están estresadas ,tienden a ser acusadas de humanizarlas, pero lo cierto es que nuestros animales sí pueden sufrir estrés que suele manifestarse, tanto en perros como en gatos, frente a diversas situaciones, siendo las más comunes por viaje, la llegada de un nuevo miembro al hogar o alteraciones físicas que estén cursando”, sostiene.

Ante esto, la profesional explica que los síntomas o cambios físicos que pueden apreciarse en nuestras mascotas son pérdida de pelo, alteraciones en el apetito, bostezos o jadeos constantes, auto-asearse de manera excesiva, entre otros.

No obstante, indica que los cambios en el comportamiento son los más evidentes, como por ejemplo, al presentar movimientos o conductas sin función alguna que se repiten sin fin. “También puede darse una actitud agresiva tanto con otros animales como con personas, además de mostrar un comportamiento destructivo, por ejemplo al destrozar muebles”, especifica.

Asimismo, Gabriela Luna entrega recomendaciones para tratar el estrés en perros y gatos, señalando que, ante esta situación, no se debe castigarlos, ya que esto solo hará que aumente y empeore su comportamiento.

“Lo que se recomienda es acudir en primera instancia a un médico veterinario para que pueda examinar a la mascota y descartar algún problema de salud. Luego deberíamos establecer pautas de comportamiento con algún especialista y, además, dentro de lo posible entregarle tranquilidad, no forzarla a vivir situaciones que no quiera, pasearla por lo menos una hora al día, utilizar alguna correa larga para dejarla expresarse libremente, acariciarla y siempre utilizar refuerzos positivos”, dice.

Finalmente, la especialista agrega que para prevenir el estrés en mascotas es importante proporcionarles un espacio limpio, relajado y tranquilo, estimular su mente a través de juegos, ofrecerles una correcta alimentación y llevarlos con su médico veterinario para descartar cualquier problema de salud.

 

GABRIELA LUNA PEREIRA
MÉDICO VETERINARIA

HOSPITAL VETERINARIO SAN AGUSTÍN
SAN AGUSTÍN 202, MELIPILLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *