Bomberos de Melipilla

BOMBEROS

Bomberos de Melipilla: 108 años al servicio de la comunidad

 

 

– En el marco de su aniversario, el superintendente de la institución, Sergio Meza González, destaca el valor de pertenecer a sus filas y hace un llamado a los jóvenes a integrarse como voluntarios.

Este 17 de julio, el Cuerpo de Bomberos de Melipilla cumple 108 años. Todo ese tiempo ha transcurrido desde que, en 1910, cerca de 30 personas se reunieron en el Teatro Apolo, ubicado en nuestra ciudad en Valdés entre Ortúzar y Silva Chávez, para dar vida a esta entidad, impulsados por la idea de servir a la comunidad.

Ese espíritu se ha mantenido intacto desde esa época. Y es que nuestros Bomberos conforman la tercera compañía más antigua de la Región Metropolitana, después de Santiago y San Bernardo y, actualmente, dispone en sus filas de 540 voluntarios, 22 de ellos de sexo femenino, distribuidos en cinco compañías: 1era, 2da y 3era en Melipilla, 4ta en Pomaire y 5ta en Bollenar y además se encuentran en formación dos brigadas en Codigua y Los Maitenes

En el contexto de su aniversario, el superintendente de Bomberos, Sergio Meza González, hace un recorrido por los años de historia de la institución y también hace un llamado a ser parte de ella. “Bomberos exige un mínimo de voluntarios y es difícil mantenerse en el tiempo, porque tiene un reglamento muy riguroso. Toda persona, entre 18 y 40 años, que tenga un corazón noble, una mirada distinta de la vida, y sea preocupado por la parte humana, puede ser bombero. Nosotros damos todo por el otro”, explica.

En ese sentido señala los requisitos que deben cumplir quienes quieran ser voluntarios. “Todos los que entran acá lo hacen con habilitación médica – que incluye la evaluación psicológica-, para dar fe de que la persona está apta. Tampoco se deben tener antecedentes penales. Nuestro objetivo es apuntar a niños de 10 a 18 años, y motivarlos desde pequeños. De esa forma, algunos incluso esperan cumplir la mayoría de edad para ingresar”, manifiesta.

Destaca, además, el activo rol en el ámbito social que desempeñan. “Nosotros somos principalmente conocidos por acudir al llamado ante incendios, pero muchos desconocen que ejercemos un importante papel en el rescate de personas, animales, y en las catástrofes naturales somos los primeros en estar dispuestos. Ahí nuestras voluntarias tienen un rol vital, porque nos ayudan mucho en la parte social, ya que todas son profesionales de esa área y muchas veces ven cosas que los hombres no logramos apreciar”, comenta.

Finalmente, con pesar, advierte sobre una situación que viven a diario: los constantes llamados denunciando emergencias falsas, lo que les genera un considerable gasto de recursos materiales, yendo en desmedro de reales emergencias que pueden estar ocurriendo. “Hacemos un llamado a la comunidad a no contactarnos para hacer las denominadas ‘pitanzas’ porque ellos mismos pueden salir perjudicados. Nuestros procedimientos tienen protocolos estrictos y cada minuto que perdemos en atender llamados falsos nos afectan considerablemente”, concluye.

Edición Actual

Ediciones Anteriores

Publicitan con Nosotros